Estás aquí
Home > General

Cristóbal Colón en el Cibao

¡Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este artículo ha sido leído 14757 veces

3 minutos de lectura

Asegurada la Isabela de posibles rebeliones y dejado a cargo de su hermano Diego Colón el gobierno de la ciudad y la vigilancia de la escuadra, Cristóbal Colón marchó el 12 de marzo en búsqueda del Cibao con cuatrocientos soldados y un buen número de indios en orden de batalla con banderas desplegadas y al son de tambores y trompetas.

El objetivo de la expedición era construir una fortaleza en las montañas y un emplazamiento que permitiera la explotación de las minas. También tení­a previsto enfrentarse a Caonabo y obtener una victoria que fuera una muestra del gran poder de los cristianos.

mapaExpedicionColon

El camino era muy difí­cil y tan sólo se podí­a subir el curso de los rí­os a través de una estrecha vereda india que solo permití­a el paso simúltaneo de una persona. Para agilizar el viaje los soldados de la expedición tuvieron que ensanchar la vereda con las herramientas que tení­an a mano. Aquel fue el primer camino del Nuevo Mundo y le fue puesto el nombre de Puerto de los Hidalgos, por haber sido construido por personas de esta condición social.

Una vez ganado dicho puerto se les apareció una inmensa llanura semejante a la que les habí­a contado Alonso de Ojeda, grandiosa vegetación, generoso clima y abundantes rí­os y multitud de aldeas. Lo que se les abrí­a ante sus ojos era un auténtico paraí­so terrenal. Colón lo llamó la Vega Real.

Para asombro y terror de los indí­genas en la vanguardia de la comitiva iban los jinetes con sus caballos, animal desconocido para ellos y que les hací­a temer lo peor. Su sóla visión les hací­a huir y encerrarse en sus chabolas. Estos poní­an en la puerta un pequeño obstáculo de cañas con los que se creí­an a salvo. Colón ordenó respetar escrupulosamente a los indios y sus bienes. Sabí­a que si se les trataba correctamente estos lo harí­an saber al resto de vecinos obteniendo aliados en vez de enemigos.

Llegaron al rí­o Yaguí­, al que Colón llamó rí­o de las Cañas, sin saber que este era el mismo rí­o que desemboca en Monte Cristi y al que llamó anteriormente rí­o del Oro.

Por fin arribaron a las montañas del Cibao donde el panorama se complicó por lo escarpado del terreno y el cansancio acumulado. Colón decidió enviar unas mulas de vuelta a la Isabela a por más provisiones, las que tení­an se estaban agotando.

El Cibao estaba compuesto de empinadas montañas casi desprovistas de vegetación pero por las que discurrí­an cristalinos arroyos que transportaban partí­culas de oro, lo que convenció a Colón de que allí­ habrí­a muchas minas de oro en las cercaní­as. También hallaron ámbar, lapis lázuli y cobre. Estaban a dieciocho leguas de la Isabela.

En este punto el almirante ordenó construir un fuerte, al que llamó Fuerte de Santo Tomás, como apoyo para la explotación de las minas y punto de partida de nuevas expediciones hacia el interior de la isla. Allí­ dejó a Pedro de Margarit al mando de 56 hombres y regresó hacia la Isabela con la idea de zarpar a explorar las islas de Cuba y Jamaica en busca de la deseada Tierra Firme o por lo menos de un paso que llevase hasta ella.



Rating: 6.6/10. From 9 votes.
Please wait...

¡Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentemos este artículo:

comentarios. Selecciona la opción de

11 thoughts on “Cristóbal Colón en el Cibao

  1. Sinceramente, cuando leo cosas como estas, no entiendo como la gente no comprende las evidencias que expone Ruggero Marino sobre Cristóbal Colón.

    El hecho del pre-descubrimiento, es evidente no sólo por el estudio de las Capitulacónes de Santa Fe de Manzano Manzano, sino por los míºltiples mapas anteriores a la exploraciones américanas que evidencian un conocimiento de las regiones anterior a su exploración. Sólo hay que ver como Magallanes parte de la Corte de España, con la certeza de encontrar el Estrecho que habí­a visto en un mapa en la corte de Portugal.

    Segíºn la “Donación de Constantino”, la iglesia tení­a Dominium Orbis, es decir, el dominio del Mundo. Las bulas Inter Caetera, evidencian que fue la Iglesia quien dio y otorgó las tierras americanas a los Reyes Católicos. ¿Creen que el Vaticano y las Monarquí­as europeas, hubiesen dejado a “el hijo de un comerciantes de lanas” , el virreinato y el 1/8 de las riquezas de estas tierras?

    Tras la identidad de Cristóbal Colón, se esconde Juan Bautista Cibo Colonnna, o lo que es lo mismo, el papa Inocencio VIII. El término CIBAO, encierra su propio apellido CIBO. Si todos callaron sobre la auténtica identidad de Colón, es porque su poder era mayor que cualquier otro y el hablar, tendrí­a muy malas consecuencias. Sólo hay que ver como los monarcas españoles se convierten en copartí­cipes del silencio cuendo en la entrega del escudo de armas al Almirante dicen: ” las armas que solí­ais haber”, en vez de decir su apellido y punto. En fin…un galimatí­as.

    Les animo a que se pasen por mi blog y me digan su opinión. Gracias:

    Rating: 5.0/10. From 1 vote.
    Please wait...
  2. Hola Ari,

    Muchas gracias por tu interesante aportación y también tu blog, le he echado una ojeada por encima y está muy bien.

    Sobre Colón y el descubrimiento de América la verdad que hay muchos misterios y hechos inexplicables. El asunto es ¿por qué esconder tantas cosas? ¿por qué no decir todo por su nombre? Es algo que a veces no consigo explicarme, pero bueno, quizás la “verdad” es mucho más sencilla de lo que imaginamos.

    Rating: 3.0/10. From 2 votes.
    Please wait...
  3. Si, así­ es. Pero hay que esconder tantas cosas porque el descubrirlas podrí­a ser fatal para la Iglesia, verdadera propietaria de las americas. Le propongo que haga una cosa…fí­jese en la distribución de todo el continente americano actualmente.´

    Empezando por el norte, tenemos a Alaska, que en un principio fue de Rusia…mire su separación de Canadá…una lí­nea recta, un meridiano. Luego tenemos a Canadá (perteneciente a Francia), separándose de Estados Unidos por un paralelo (que pertenecí­a a Inglaterra). Luego México, en los que sus fronteras se vieron alteradas por los conflictos con EEUU. Toda Sudamérica pertenecí­a a España (excepto Brasil), que en aquellos momentos poseí­a el dominio de Italia y con Carlos I, de Alemania. Y por íºltimo Brasil a Portugal.

    Toda Europa se repartió América con el arbitrio de la Iglesia a través de sus bulas y tratados.

    Le recomiendo la lectura del Cristóbal Colón de Marino Ruggero, que vincula al almirante con Inocencio VIII, un Colonna (Como el Juan Colonna que firmó las Capitulaciones de Santa Fe).

    No votes yet.
    Please wait...
  4. Las principales naciones conquistadoras de América (España y Portugal) legitimizaban sus conquistas con las bulas papales, como bien indicas.

    Segíºn las leyes de la época (heredadas de las cruzadas contra el infiel) cualquier territorio no cristiano podí­a ser ocupado legí­timamente por un ejército cristiano, esa zona automáticamente pasaba a ser de su propiedad, eso sí­, a cambio de evangelizar a los infieles que allí­ viví­an, que pasarí­an a ser síºbditos cristianos, como así­ ocurrió con los indí­genas de América.

    Lo de las fronteras en lí­nea recta supongo que será porque serí­a más fácil trazarlas con meridianos y paralelos que con temas culturales o por accidentes geográficos, sobre todo teniendo en cuenta que en muchos casos se trazaban dichas fronteras sin ni siquiera haber explorado dichos territorios.

    Gracias por la recomendación de libro, la apuntaré en mi lista de futuras lecturas.

    Saludos.

    Rating: 3.3/10. From 3 votes.
    Please wait...
  5. Si…efectivamente. Pero las bulas papales ¿sólo para territorio de Centro y Sudamérica?¿ POr qué los territorios de Estados Unidos, Canadá y Alaska,no necesitaron bulas papales?¿Cree que allí­ no intervino la Iglesia?

    No votes yet.
    Please wait...
  6. Las bulas papales fueron emitidas por la Iglesia católica.

    Rrecuerda que la colonización de los territorios norteamericanos no fue realizado por los cristianos católicos (excepto la antigua Luisiana y Florida) sino por los peregrinos protestantes europeos que huí­an de las persecuciones religiosas en Europa por lo que en esta colonización no tuvo nada que ver la Iglesia católica, ni las bulas papales, claro. Estas afectaban tan solo (y no es poco) a las zonas que comentas: Caribe, Centroamérica y Sudamérica.

    Saludos.

    Rating: 3.0/10. From 2 votes.
    Please wait...
  7. Si, así­ es, la colonización de América del Norte fue realizada en su gran mayorí­a por peregrinos protestantes y por compañí­as mercantiles (Alaska).

    Sin embargo, creo que las bulas papales afectaron a todo el territorio americano. No en vano,los españoles reclamaron los derechos que la bula Inter Caetera les otorgaba sobre por ejemplo, la costa oeste de Norteamérica, que incluí­a Alaska. El rey Carlos III de España organizó varias expediciones a la región para intentar colonizarla, aunque claro…fue un imposible.

    Así­ que, aunque la realidad (inviabilidad del proyecto) se impuso, lo cierto es que en su momento quien “dió” y “otorgó” el dominio de la totalidad americana… ¿No fue la Iglesia?

    Rating: 1.0/10. From 1 vote.
    Please wait...
    1. Efectivamente, como te dije en el primer comentario, el Papa tení­a la capacidad de otorgar legitimidad al rey cristiano que ocupase un territorio infiel, por lo que la Iglesia católica tení­a potestad (segíºn ella misma y sus fieles) sobre cualquier territorio del mundo, incluso de la luna, si algíºn colonizador llegaba hasta allí­, claro, 😀

      Saludos

      Rating: 5.0/10. From 1 vote.
      Please wait...
  8. Si, claro… pero es que la Iglesia otorgó el dominio de América a Los Reyes Católicos (Bulas Inter Caetera, 1493), sobre territorios en los que todaví­a se supone que no habí­a puesto el pie ningíºn rey cristiano, como por ejemplo la costa del Pací­fico y Alaska.

    “…a tenor de las presentes, os donamos, concedemos y asignamos perpetuamente, a vosotros y a vuestros herederos y sucesores en los reinos de Castilla y León, todas y cada una de las islas y tierras predichas y desconocidas (?) que hasta el momento han sido halladas por vuestros enviados y las que se encontrasen (?)en el futuro …”

    Esa es mi extrañeza…

    Rating: 3.0/10. From 3 votes.
    Please wait...
    1. Ari, como bien te indica el admin, no existia ningun señor cristiano en lo que hoy se conoce como America, la interpretacion de las Bulas Inter Caetera que tu le das es de lo mas rebuscada, para que encajara con tu interpretacion habria que reescribir la historia de los antiguos pobladores de America: Incas, Aztecas, etc. en donde narran el primer contacto que tuvieron con los europeos todos posteriores a la llegada de Colon, va hacer un poco dificil por que estan escritos en piramides ,Codices , etc. muchos de los cuales estan reconocidos como patrimonio de la humanidad

      Rating: 5.0/10. From 2 votes.
      Please wait...
      1. Estimado Manuel, quizás con noticias como esta, efectivamente puede que pronto tendremos que reescribir la historia. Y no serí­a la primera vez…

        http://www.lavanguardia.es/premium/publica/publica?COMPID=53383436642&ID_PAGINA=22088&ID_FORMATO=9&turbourl=false

        ¿no cree?

        Rating: 1.0/10. From 1 vote.
        Please wait...

Comments are closed.

Top