Estás aquí
Home > General

La Independencia de Centroamérica

La Independencia de Centroamérica fue un proceso político que derivó en la independencia de las provincias anteriormente pertenecientes a la Capitanía General de Guatemala de la Monarquía Hispánica. Antes de nada decir que hubo varias independencias previas a las independencias propias de cada una de las provincias que conformaron los actuales estados centroamericanos.

En ninguna de esas independencias hubo guerras ni enfrentamientos. La primera independencia, la de 1821 se realizó con la aprobación del capitán general de Guatemala y las demás por propia decisión sin necesidad de armas, hasta la guerra civil de 1827 que enfrentó a las distintas provincias.

Conspiraciones previas

El 5 de noviembre de 1811 se produjo un primer intento de rebelión liberal en El Salvador. Creado y organizado por un par de curas y los criollos Juan Manuel Rodríguez y Manuel José Arce con el objetivo de apoderarse de las armas y el dinero de las arcas reales para armar y financiar su levantamiento. Pero este movimiento no contó con el apoyo popular por lo que fueron reducidos fácilmente y encarcelados.

Un par de años después, el 24 de diciembre de 1813,  se produjo la Conjuración de Belén que fue descubierta y desactivada por las autoridades. Las reuniones clandestinas se celebraban en la celda prioral del Convento de Belén y eran organizadas por fray Juan Nepomuceno de la Concepción.

Firma del Acta de Independencia de Centroamérica
Firma del Acta de Independencia de Centroamérica

La Independencia tranquila

Hasta 1818 el capitán General de Guatemala fue José Bustamante y Guerra que fue implacable con los independentistas y los liberales. Fue sustituido por Carlos Urrutia, un hombre de carácter débil que se dejó llevar por los secesionistas. En esos momentos en México terminó la guerra de independencia mexicana con la implantación del Plan de Iguala por Agustín de Iturbide. Las autoridades españolas en Guatemala no supieron bien qué hacer y bajo la presión de los criollos independentistas Carlos Urrutia fue depuesto y entregó el poder al militar Gabino Gaínza, bien visto por las élites guatemaltecas que deseaban la independencia pero manteniendo las estructuras de poder y económicas ya existentes. Gaínza convocó una junta de notables el 15 de septiembre de 1821 en la que se tenía que discutir el estado de agitación en que se encontraba la región y analizar las consecuencias de una independencia. Tras los debates se procedió a redactar el acta de independencia y se fijaron las bases del nuevo régimen siendo Gabino Gainza el presidente a todos los efectos trabajando en coordinación con la Junta Provisional Consultiva.

Tras esta declaración surgió la idea de unirse al Primer Imperio Mexicano de Agustín de Iturbide y así se hizo pero varias provincias protestaron y al año siguiente, el 1 de julio de 1823, se volvió a declarar la independencia de España y ahora también de México y se fundaron las Provincias Unidas del Centro de América bajo la presidencia del presbítero José Matías Delgado. Se creó una bandera y un escudo para el nuevo estado.

 



Top