Estás aquí
Home > General

Fundación de Santo Domingo de Guzmán

¡Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este artículo ha sido leído 16307 veces

2 minutos de lectura

Tras el regreso de Cristóbal Colón a España de su segundo viaje al Nuevo Mundo, su hermano Bartolomé inició una exploración general de la isla que le llevarí­a a la costa sur por indicación de Miguel Dí­az, un soldado español que, huyendo de la justicia castellana por participar en un duelo, se encontró por casualidad con gran cantidad de oro cerca de la desembocadura del rí­o Haina.

miguelDiazCatalinaLa leyenda cuenta que en su huida conoció a una bella princesa india que quedó enamorada de él y con la que convivió durante algún tiempo, pero Miguel echaba de menos a sus compatriotas, y esto le tení­a triste y melancólico. La princesa, de nombre Catalina, le preocupaba que esta tristeza le hiciera volver a la Isabela y para evitarlo y sabiendo qué era lo que más les gustaba a los europeos, le enseñó donde podí­a encontrar ese metal y así­ atraerlos a su zona para que su amado se quedase junto a ella. No sabí­a que con ese gesto iba a provocar la fundación de la ciudad más importante durante el primer siglo de existencia del Nuevo Mundo.

rioHainaMiguel marchó a la Isabela para rebelar el magní­fico hallazgo y de esta manera obtener el perdón del Adelantado. Evidentemente fue perdonado a condición de que les llevase hasta esas minas y poder comprobar que lo que contaba era cierto. Así­ fue como llegaron a la costa sur de la isla Española y confirmaron que el rí­o Haina transportaba tanto oro que podí­a cogerse fácilmente con las manos y que por la zona habí­a muchas más minas.

rioOzamaConstruyeron el fuerte  San Cristóbal o de la Buenaventura para iniciar los trabajos de explotación de la región, pero esta no era la más adecuada para fundar la nueva ciudad que su hermano Cristóbal le habí­a ordenado que fundase. Exploraron el área y encontraron la desembocadura del rí­o Ozama, ancho y caudaloso rí­o con un puerto natural bien profundo y de cristalinas aguas. Este serí­a el germen de la nueva ciudad que fundarí­a el Adelantado Bartolomé Colón en el año 1498, cuyo nombre inicial fue el de Nueva Isabela, pero al poco tiempo cambiarí­an por el de Santo Domingo de Guzmán, según dicen unos por haber sido el dí­a de Santo Domingo el de su fundación y según otros por llamarse Domingo el padre o el abuelo de los hermanos Colón.

En principio quedaron allí­ veinte hombres acuartelados a los que se unieron los trabajadores que llegaron con Pedro Alonso Niño en las tres carabelas que se separaron del convoy de Colón en las islas Canarias. Los trabajos comenzaron en la vertiente oriental del Ozama, ya que según costumbre de la época las ciudades debí­an construirse “protegiendo mediante su sombra” el cauce del rí­o del ardiente sol durante la mañana para que el agua se mantuviese fresca la mayor parte del dí­a.  Poco después toda la población de la Isabela o lo que quedaba de ella serí­a trasladada a este emplazamiento, quedando esta completamente abandonada.

En la actualidad Santo Domingo es la capital de la República Dominicana, con tres millones de habitantes y con una Ciudad Colonial digna de ser visitada y admirada por su belleza y magní­fico estado de conservación.

Rating: 7.3/10. From 34 votes.
Please wait...

¡Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentemos este artículo:

comentarios. Selecciona la opción de

Top