Batalla de Centla, primer enfrentamiento con los nativos mayas

Este artículo ha sido leído 6820 veces

4 minutos de lectura

Hernán Cortés en el río Grijalva

El 11 de marzo de 1519 los buques de Hernán Cortés llegaron a la desembocadura del rí­o de Grijalva, junto a la ciudad de Potonchán, donde ya habí­an hecho escala las dos expediciones españolas anteriores y ambas fueron atacadas por los nativos mayas. En una de esas batallas cayó gravemente herido el capitán Hernández de Córdoba y a causa de esas heridas morirí­a posteriormente en Cuba. En el caso de la expedición de Grijalva los daños no fueron tan cuantiosos y pudieron continuar con sus exploraciones.

El recibimiento de los nativos a esta nueva expedición extranjera no fue mucho más amable: miles de indios chontales armados con todos sus aparejos y pinturas de guerra esperaban en la costa. Una canoa con los caciques más importantes llegó cerca de las naves españolas preguntando que qué querí­an e invitándoles a que se fuesen por donde habí­an venido. Respondió Jerónimo de Aguilar tratando de convencerles de que sus intenciones tan solo eran las de comerciar, recoger agua y proseguir con su viaje, pero los caciques les respondieron que no se acercasen a la costa, que si lo hací­an serí­an inmediatamente atacados.

Mosaico de la batalla de Centla

Batalla de Centla

Ante esta postura Cortés decidió enviar disimuladamente al dí­a siguiente al capitán Alonso de Ávila con cien soldados a la playa e intentar llegar a Potonchán a través del estrecho camino que habí­a que seguir desde la playa, que fue donde ocurrió la masacre de españoles del año anterior, cuando lo de Grijalva. Pero esta serí­a una maniobra de distracción porque simultáneamente al ataque de Ávila Cortés, con el resto de los hombres, ascenderí­an rí­o arriba en sus bateles para atacar la ciudad por otro punto.

Esta estratagema no salió bien. Cuando llegaron al lugar en el que calculaban que podí­an desembarcar se encontraron con multitud de indios esperándoles tanto en tierra como en canoas. La batalla no se hizo esperar, los indios lanzando flechas y los españoles con las ballestas. Poco a poco consiguieron que los mayas se echasen un poco atrás permitiéndoles el desembarco, no sin problemas, y tomar posesión de la cabeza de playa. Tras conseguirlo los españoles se lanzaron en dirección a Potonchán, espada en mano, venciendo la resistencia indí­gena hasta que se llegó al mismo centro urbano en el que se encontraba el templo mayor provocando la estampida general chontal. Una vez establecidos y asegurado el puesto Cortés realizó la ceremonia de toma de posesión de la ciudad en nombre de Su Majestad y organizó sin dilación alguna dos expediciones para rastrear los alrededores: una capitaneada por Pedro de Alvarado y otra al mando de Francisco de Lugo, con la orden de volver antes del anochecer.

El capitán Lugo y sus hombres al poco de salir se encontraron con un nuevo ejército maya dispuesto a atacar. No tardaron en hacerlo produciéndose una dura batalla en la que la victoria maya parecí­a inminente, el ejército extranjero no estaba al completo,  pero todo cambió cuando Cortés y otros trece jinetes españoles montando sus caballos aparecieron en el campo de batalla. La sola visión de aquel magní­fico animal provocó el pánico entre las tropas mayas y su disolución.

La MalincheRendición de los mayas y la Malinche

Al dí­a siguiente el cuartel de Cortés fue visitado por varios de los caciques más principales de la región. Le traí­an la petición de paz junto a multitud de regalos de oro y veinte esclavas, entre las que se encontraba Malinche, hija de un cacique, que llamó la atención de Cortés por su porte y belleza y se la entregó al capitán Alonso Hernández Portocarrero. Más tarde la adoptarí­a como intérprete ya que dominaba tanto la lengua maya como la mexica, el nahuatl. Fue una pieza clave en la conquista del imperio mexica, con sus servicios de traducción junto a Jerónimo de Aguilar, facilitaron las relaciones de los españoles con los pueblos americanos.

Al igual que harí­a con todos  los pueblos derrotados y siguiendo las órdenes reales de evangelización de los nativos Cortés les enseñó la religión cristiana y su simbologí­a: el altar, la cruz y la imagen de la virgen, y les conminó a acogerse a ella como su nueva religión y a ser súbditos del emperador Carlos, que, según él, les defenderí­a y ayudarí­a como amigos y aliados que ya eran. Allí­ mismo fundaron la villa de Santa Marí­a de la Victoria, primera población hispana creada en territorio mexica.

Tras varios dí­as de descanso y recuperación, sobre todo para los heridos, que eran muchos, Cortés ordenó seguir  el viaje por las costas mexicanas hasta llegar a San Juan de Ulúa reconociendo los lugares que visitó Grijalva en la expedición anterior. Allí­ arribaron el 22 de abril de 1519 y fundaron la Villa Rica de la Vera Cruz, que más adelante se convertirí­a en una de las ciudades más importantes del Nuevo Mundo por ser puerto de entrada a toda Nueva España y Norteamérica.

GD Star Rating
loading...
Batalla de Centla, primer enfrentamiento con los nativos mayas, 8.0 out of 10 based on 9 ratings

Artículos que te pueden resultar de interés

  • Llegada de Narváez a Veracruz y matanza del Templo Mayor de AlvaradoLlegada de Narváez a Veracruz y matanza del Templo Mayor de AlvaradoA Cortés se le complicaban las cosas: las semillas de la rebelión iban germinando en Tenochtitlán, donde Moctezuma cada vez perdí­a más legitimidad ante sus súbditos y la llegada de una […]
  • Hernán Cortés arriba al YucatánHernán Cortés arriba al YucatánDiego de Velázquez encargó a Hernán Cortés la organización y ejecución de una nueva expedición que aportase más datos y, sobre todo, frutos que las de Hernández de Córdoba y de Grijalva. […]
  • Hernán Cortés en TenochtitlanHernán Cortés en TenochtitlanHernán Cortés y sus hombres tras la dura travesí­a llegaron a las puertas de la gran Tenochtitlán en donde se produjo el mágico encuentro entre el capitán español y señor de las aztecas, […]
  • La Noche Triste y la batalla de OtumbaLa Noche Triste y la batalla de OtumbaDos sucesos imprescindibles en la conquista de México: La noche triste, en la que las tropas españolas y sus aliados abandonan Tenochtitlán, y la batalla de Otumba, en la que tan solo 440 […]

Comentemos este artículo:

comentarios. Selecciona la opción de

2 thoughts on “Batalla de Centla, primer enfrentamiento con los nativos mayas

    1. Saludos Eneidita.Grácias por la información.Es muy importánte para conservar la riqueza cultural de todo el mundo,conocer las lenguas originárias que se usaron para engrandecer las importantísimas civilizaciones prehispánicas,que no han desaparecido del todo y que por el contrário, cada día se conocen más y se admiran más.Las poblaciones indígenas de América y del mundo, sigue creciendo en número y en influéncia.Ya es hora de otorgarles el lugar que merecen dentro del concierto de las naciones.

Comments are closed.