Estás aquí
Home > Actualidad

Carta de un mapuche a España

¡Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Este artículo ha sido leído 7535 veces

4 minutos de lectura

Navegando por la red de redes me he encontrado este artí­culo escrito con ocasión del 12 de octubre. Interesante y muy fiel a la verdad.

Fuente Original (www.mapuche-nation.org)

Aconteció en Madrid el año 2009, en un foro sobre la lucha indí­gena en América Latina donde fui invitado a exponer en mi calidad de periodista. “Yo aquí­, como Mapuche, les pido disculpas porque lo mejor que tení­an ustedes, lo mejor de vuestra juventud, fue a morir a nuestro territorio. Y fueron a morir en una guerra imperial que probablemente no buscaron ellos ni mucho menos nuestros ancestros. Nuestro territorio fue el cementerio español en América y por ello, acepten mis disculpas, que siempre engrandecen a quien las da y ennoblecen a quien las acepta”, fue lo que dije a los españoles al iniciar mi conferencia. Demás está contarles que el silencio y las caras de sorpresa fueron totales. Tanto entre los españoles asistentes al foro -que no podí­an creer lo que sus oí­dos escuchaban- como en la mayorí­a de mis colegas expositores, en su mayorí­a comunicadores indí­genas de Centroamérica que poco y nada parecí­an entender mi emotiva “conversión” proespañola y, sobre todo, monárquica.

Siempre cuento esta anécdota madrileña cuando expongo del tema mapuche. Y lo hago porque me permite ahorrar cuando menos dos o tres siglos de latoso recuento histórico. Y es que como algunos ya lo sospechan, nuestra fatalidad histórica como pueblo poco y nada tiene que ver con el Rey de España. No es malo recordarlo, sobre todo un 12 de Octubre, cuando la cercaní­a de los árboles impide a tantos ver el bosque.

Lo reafirmo hoy en esta tribuna: lo acontecido con mi pueblo bastante poca relación tiene con el bendito 12 de Octubre. Muy poco que ver con la Corona y si mucho con las Repúblicas. Muy poco que ver con los españoles y sí­ mucho con la historia no contada de los pueblos chileno y argentino. Dejemos por tanto descansar en paz a Cristobal Colón, Francisco Pizarro y el crédito local, Pedrito de Valdivia. Pocos saben -y básicamente porque a nadie se le enseña en la escuela- que los mapuches casi nada perdimos con España. Hasta podrí­a decir que ganamos. Sí­, ganamos el arte de la caballerí­a, los textiles, la platerí­a y una lengua castellana casi tan hermosa como la nuestra. Es cierto, se trató en los inicios de una guerra. De una cruenta y dolorosa guerra de anexión colonial. Pero la muerte de tres Gobernadores al sur del Biobí­o fueron más que suficientes. Sobrevino entonces la diplomacia de las armas y con ella florecieron en La Frontera el comercio, las artes, la ciencia y la Polí­tica. Así­ como lo lee, la Polí­tica, con mayúscula, que aquello eran precisamente los Parlamentos.

No viene mal recordar, sobre todo en esta fecha, que los mapuches perdimos nuestra independencia no precisamente a manos de los ancestros del Rey Juan Carlos. Fue hace no mucho tiempo, poco más de un siglo, después que Bolivia perdió el mar ante Chile en la llamada “Guerra del Pací­fico”, sin ir más lejos. Aconteció entre los años 1880 y 1886, con presupuestos aprobados en los Congresos chileno y argentino, tras “democrático” debate impulsado por lo más selecto de la elite dirigencial de ambas repúblicas. Si transcurrido más de un siglo la demanda marí­tima boliviana sigue estando tan presente en la población altiplánica, ¿se imaginan cómo será para nosotros la añoranza de aquel territorio propio, de aquel hogar nacional saqueado por chilenos y argentinos a punta de quemas de sembradí­os, robo de animales y cantidades industriales de chupilca del diablo? Si fueran mapuches como yo o como mi abuelo ¿cómo creen se sentirí­an al respecto?

Estimado lector, estimada lectora: que no le sigan pasando en octubre gato por liebre. El conflicto actual no tiene 500 años como insisten autoridades y uno que otro periodista despistado. A lo más, 130 años. De hecho, está de cumpleaños muy pronto, el próximo 4 de noviembre, fecha en que se conmemora el último “Malón General” acontecido en el valle de Temuco el año 1881. Allí­ se enfrentó el ejército mapuche contra las fuerzas militares comandadas por Gregorio Urrutia, dicho sea de paso, condecorado oficial chileno de la “Guerra del Pací­fico”. Aquella batalla constituyó la derrota definitiva de nuestro pueblo. Ello al menos en este lado de la cordillera.

Al otro lado, en Puelmapu, “la tierra mapuche del este”, las escaramuzas se prolongarí­an hasta bien entrado 1886, año de la rendición del lonko Sayweke ante las fuerzas militares argentinas en Juní­n de los Andes. Cuesta entenderlo de buenas a primeras, pero gran parte del “conflicto mapuche” actual es consecuencia directa de esta historia que les relato. Lo repiten y hasta el cansancio los lonkos en Ercilla, Lleu Lleu, Makewe y Lumaco, hijos, nietos y bisnietos de aquellos weichafes caí­dos en la batalla de Temuco. Pero al otro lado nadie los escucha. Mucho mejor negocio culpar a los conquistadores y su “barbaridad” legendaria. “No esperen que resolvamos en cuatro años un problema que se arrastra por más de quinientos”, escuché decir una vez desde La Moneda. Hay que ser muy caradura. Mis disculpas nuevamente a España.”

 

Rating: 9.0/10. From 9 votes.
Please wait...

¡Compartir!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Comentemos este artículo:

comentarios. Selecciona la opción de

10 thoughts on “Carta de un mapuche a España

  1. Muy emotiva.

    Rating: 6.7/10. From 3 votes.
    Please wait...
  2. Como español que ha visitado Chile en numerosas ocasiones sobre todo la region de los Lagos, siento profundo cariño por toda la gente que me recibio y su hospitalidad y si es cierta esa hostilidad hacia los españoles en algun sentido y las bromas sobre el oro, en cualquier caso asi a una marcha mapuche en Osorno en protesta por la muerte de un estudiante en Santiago a manos de los pacos, Que decir, que a España tampoco vino a ayudarnos nadie cuando Napoleon nos invadio, ningun pais americano se digno, al contrario, fueron muchos los que aprovecharon la ocasion para levantarse en armas contra la corona, fueron otros tiempos, la historia esta para eso, yo solo digo que los chilenos tienen un problema, y los mapuche el mismo, la solucion fue el mestizaje gran diferencia entre españoles e ingleses que nunca lo practicaron y ahora es la integracion social, el acceso a la cultura y al conocimiento el camino a seguir por todos, para llegar tambien al poder politico los mapuche, los mestizos y los chilenos, eso que se llama democracia y que es lo que funciona mejor en todo el mundo, un abrazo a Chile y no peleen mas, ese pais es grande y caben todos, y hasta algun español que otro tambien cabe

    No votes yet.
    Please wait...
  3. Soy española y es la primera vez que visito su blog y me está gustando mucho. Últimamente oigo en boca de buenos amigos sudamericanos muchos comentarios hostiles hacia los españoles (un poco “pidiendo cuentas”) y datos y hechos que yo por lo menos, no estudié como tales en el colegio y me parece muy interesante aprender estas cosas para tener fundamentos a la hora de responder y aguantar con más firmeza las tonterías. Me da mucha pena, ya que hasta este momento yo nunca había notado tal hostilidad y verdaderamente pensaba que nos consideraban hermanos, como les considero yo. Espero que la verdad salga a la luz también allí ya que las hostilidades solo producen sufrimiento. Esta entrada en particular me ha gustado mucho ya que además tuve la oportunidad de estar con mapuches en Chile y la he sentido muy cercana. Muchas gracias

    No votes yet.
    Please wait...
    1. Hola Lulu, me alegro de que te guste el blog. Intento mediante él demostrar que los españoles no lo hicimos tan mal y creamos una sociedad dinámica y de gran riqueza en el Nuvo Mundo. Evidentemente, como en toda acción humana hay claroscuros y cosas buenas y malas. Leyendo tu comentario quiero darte una buena noticia: el 80% de visitantes de este blog lo hacen desde el continente americano y casi no hay comentarios en contra, eso dice mucho del trabajo que aquí se está realizando y de como se asimila toda esta información histórica. Saludos y muchas gracias.

      Rating: 1.0/10. From 1 vote.
      Please wait...
  4. Estas son las palabras que pronunció Mario Vargas Llosa el 7 de diciembre de 2010, en la ceremonia del Premio Nobel:

    “La conquista de América fue cruel y violenta, como todas las conquistas, desde luego, y debemos criticarla, pero sin olvidar, al hacerlo, que quienes cometieron aquellos despojos y crímenes fueron, en gran número, nuestros bisabuelos y tatarabuelos, los españoles que fueron a América y allí se acriollaron, no los que se quedaron en su tierra. Aquellas críticas, para ser justas, deben ser una autocrítica. Porque, al independizarnos de España, hace doscientos años, quienes asumieron el poder en las antiguas colonias, en vez de redimir al indio y hacerle justicia por los antiguos agravios, siguieron explotándolo con tanta codicia y ferocidad como los conquistadores, y, en algunos países, diezmándolo y exterminándolo. Digámoslo con toda claridad: desde hace dos siglos la emancipación de los indígenas es una responsabilidad exclusivamente nuestra y la hemos incumplido. Ella sigue siendo una asignatura pendiente en toda América Latina. No hay una sola excepción a este oprobio y vergüenza.”

    Insuperable Vargas Llosa. Imposible decirlo mejor.

    Rating: 1.0/10. From 1 vote.
    Please wait...
    1. Hola Edgar,

      El Señor Vargas Llosa dice algunas verdades pero generaliza demasiado, sobre todo hablando de los indígenas como una unidad continental, cuando en verdad no fue así. Y también cae en algunos errores de bulto. Habla de la codicia y ferocidad de los conquistadores contra los indígenas, generalizando, cuando en verdad los conquistadores, en la inmensa mayoría de los casos, trataban de llegar a acuerdos y alianzas con los jefes nativos, si no se llegaba estallaba la batalla. Es más, había jefes nativos que buscaban la alianza para lograr el apoyo de los extranjeros en sus guerras locales contra otras tribus nativas.

      Habla de la conquista y la colonización como si hubiese sido un proceso tan solo ocurrido en el siglo XVI cuando en verdad la llegada de españoles a América ha sido un proceso continuo desde la conquista hasta las indepedencias, incluso tras ella se ha mantenido de forma más o menos constante.

      Echa la culpa de todo a los conquistadores cuando los que realmente cometieron más atrocidades contra los indígenas, sobre todo el principio del siglo XVI, fueron los encomenderos forzando a los nativos a realizar trabajos forzados a los que no estaban acostumbrados.

      Olvida también hacer referencia a toda la legislación emitida desde España que protegía al nativo y trataba, dentro de las posibilidades de la época, de mejorar la vida del nativo en la nueva sociedad creada.

      Finalmente, la crítica a todo lo ocurrido en América desde las independencias estoy completamente de acuerdo, se han silenciado mucho las atrocidades cometidas por los gobiernos republicanos contra los nativos, y mucho menos se ha hablado de las leyes españoles que fueron abolidas y que protegían a los nativos, dejándoles en el limbo legal que ha sufrido durante estos siglos.

      En fin, tiene buena intención Vargas Llosa, pero cae en las generalizaciones de la Leyenda Negra.

      Saludos y gracias por participar.

      No votes yet.
      Please wait...
      1. Sus palabras aclaran bien los errores que hay dentro de la buena intención de Vargas LLosa. Si hay reproches que sea a nuestrods ancestros qeu quedaron en América pues los ancestros de los actuales españoles, se quedaron en España, sino Iberia no existiría. Si hay agradecimiento por el avance cultural, legal, religioso, técnico y alimenticio,que sea a los ancestros que quedaron y a los ancestros allende la Mar Océano, que propugnaban en las Cortes, la buena implementación del legado de nuestra reina común, doña Isabel la Católica. ¡¡Saludos a todos desde la Terrae Argentum!! ¡¡ El Peñón es español, las Malvinas son argentinas!! ¡¡Fuera la leyenda negra inventada por inglaterra y Holanda, naciones exterminadoras de nativos!!

        No votes yet.
        Please wait...
      2. Muchas gracias Patricio, ¡un saludo a todos los hermanos argentinos!

        No votes yet.
        Please wait...
  5. Buenas noches, administrador, gracias por tomarte la molestia de comentar mi aportación.

    Lo que destaco de la cita de Vargas Llosa -el único párrafo de su discurso en el que se refiere a esta cuestión y, por lo tanto, a la fuerza, es imposible que en tan pocas palabras dé cuenta de la complejidad del problema- es lo siguiente:

    – Primero, que todas las conquistas, todas, absolutamente, son crueles y violentas, nos guste o no. No hay encuentro amistoso cuando un pueblo, una nación, un Estado, invade, ocupa o se aposenta en las tierras ocupadas y vividas por otras gentes. Así es la naturaleza humana, nos guste o no. Esto ayuda a relativizar la conquista española y por eso me parece importante destacarlo.

    – Y segundo, ya puestos a destacar los aspectos negativos de la conquista y los daños infligidos a los moradores primitivos, los culpables no serían tanto los primeros españoles como los que se asentaron definitivamente en el Nuevo Continente, la burguesía criolla, que cuando se emancipó de la Madre Patria no solo no ayudó a la emancipación del indígena sino que lo trató con mayor rigor, con el agravante de que lo hizo y ha venido haciendo no en época remota sino en tiempos más próximos a los actuales.

    Por lo tanto, ni los españoles conquistadores fueron una excepción a la conquista que practican unos humanos sobre otros -lo que es una constatación de la naturaleza humana pero no una justificación de ese modo de proceder- ni los españoles han sido los que más se han ensañado con el indígena.

    Y una sola puntualización: creo que Vargas Llosa no carga toda la responsabilidad en los conquistadores olvidando a los encomenderos; sencillamente generaliza obligado a ello por la brevedad del párrafo. Los despojos -dice- los cometieron nuestros bisabuelos y tatarabuelos, esto es, no solo los conquistadores primeros sino todos aquéllos que, de una u otra manera, tuvieron poder sobre los indígenas.

    Enhorabuena por el blog, que he descubierto recientemente y me está gustando mucho.

    Un saludo cordial.
    EA.

    No votes yet.
    Please wait...
  6. Sí, los mapuches resistieron el avance de las invasiones hispánicas, es cierto. Combatieron de manera inteligente y no fue contra los españoles que perdieron. Perdieron contra los criollos, aunque continuaron resistiendo y continúan resistiendo hoy contra los gobiernos de derecha y de “izquierda” que se instalan en Chile. Algo parecido sucedió en mi país (Uruguay) con los Charrúas, que fueron exterminados (como nación) por el primer presidente constitucional. Pero decir, ADMINISTRADOR, que “los españoles no lo hicimos tan mal y creamos una sociedad dinámica y de gran riqueza en el Nuvo Mundo”, primero, te identifica con los conquistadores, cuando, por ejemplo, yo no lo haría, porque ellos fueron ellos y vos sos vos, aunque ambos seáis españoles… — Segundo, ¿crearon, estos sujetos, una sociedad más dinámica y rica que la que ya había? ¿Quién los llamó, quién los necesitaba? Si vinieron aquí fue por SU conveniencia, por SU codicia, por SU ideología imperialista. — El pasado no lo podemos cambiar. Pero en el presente podemos pensar diferente. Eso es lo que me parece más importante. Y este pensamiento presente se forja también sobre la reflexión acerca del pasado. Si vosotros continuáis justificando los crímenes del pasado, solo recogeréis indignación y hostilidad. Id a vuestras iglesias y rezad porque dios tenga piedad de las almas de vuestros tatarabuelos. — Como bien decía Vargas Llosa, no hay conquista incruenta. Eso debieron saberlo aquéllos antes de emprenderla y deberán reconocerlo ustedes. Por otra parte, no hay pueblos buenos y pueblos malos; no hay pueblos inocentes y pueblos culpables. Pero sí hay moral y ética. Juzguen ustedes si el atropello, la destrucción de culturas enteras, la aplicación violenta de “el pensamiento único”, la violación de los derechos humanos, se condice con ellas. — Una cultura verdaderamente CIVILIZADA no sojuzga. Para una cultura verdaderamente CIVILIZADA no hay “pueblos inferiores”. Pero esta es una lección que la humanidad todavía no ha terminado de comprender…

    Rating: 10.0/10. From 1 vote.
    Please wait...

Comments are closed.

Top