Estás aquí
Home > Destacado

La Independencia del Uruguay

La Independencia del Uruguay fue un proceso político que llevó a la independencia al territorio conocido como la Banda Oriental del Río de la Plata. Dicha independencia no fue de España, como la mayoría de las independencias hispanoamericanas, sino del imperio de Brasil al ser ocupado el territorio un par de veces antes de dicha declaración. Si bien, los primeros hechos revolucionarios sí fueron contra la soberanía española en Montevideo.

La Banda Oriental estuvo inmersa en los hechos de la independencia de Argentina al formar parte del virreinato del Río de la Plata, cuyo proceso independentista se inició con la revolución de mayo de 1810 ante los acontecimientos ocurridos en España con la invasión francesa y la abdicación del rey Fernando VII y en el hermano de Napoleón, José I. En Montevideo el gobernador Francisco Javier de Elío reconoció la autoridad del Consejo de Regencia y fue nombrado virrey y Montevideo nueva capital del virreinato de la Plata. El nuevo virrey para financiar la defensa del virreinato aplicó nuevos impuestos a los comerciantes y hacendados orientales, lo que generó gran descontento.

El Grito de Asencio - Independencia del Uruguay
El Grito de Asencio – Independencia del Uruguay

El Grito de Asencio

Se puede considerar que la revolución oriental independentista se inició con el llamado Grito de Asencio el 28 de febrero de 1811 a orillas del arroyo Asencio. Estos hechos fueron organizados y protagonizados por los criollos masones Pedro Viera y Venancio Benavides que tomaron la ciudad de Santo Domingo Soriano y arriaron la bandera española. Inmediatamente solicitaron ayuda a la Junta de Buenos Aires y ésta envió el teniente coronel José Gervasio Artigas al frente de sus hombres. El 11 de abril éste emitió la Proclama de Mercedes en la que asumía el mando en la Banda Oriental e inmediatamente desde allí marchó en dirección a Montevideo a enfrentarse con el ejército realista. El choque principal fue la batalla de las Piedras, el 18 de mayo de 1811, en la que Artigas logró una importante victoria dejando el camino libre para marchar contra Montevideo, una ciudad fuertemente amurallada, que sería muy difícil de reducir.

El sitio de Montevideo

Así, Artigas con su ejército oriental, junto al general porteño Rondeau, sitiaron Montevideo. El virrey Elío pidió ayuda a los portugueses como una forma de defenderse, que siempre deseosos de intervenir en estos territorios aceptaron el ayudarle y entraron al país haciéndose con el control. No olvidemos que el ejército de Artigas estaba bajo las órdenes de Buenos Aires. El político porteño Manuel de Sarratea, que formaba parte del triunvirato gobernante, marchó a Brasil a negociar un armisticio con los portugueses que firmaría el 20 de octubre de 1811 y que dejaba la Banda Oriental en manos del virrey Elío. Con este movimiento Sarratea buscaba el apoyo portugués a la independencia de las Provincias del Río de la Plata que aún no habían logrado y que consideraban imprescindible para su éxito.  Evidentemente para Artigas esto fue una traición al esfuerzo que había realizado en su revolución. Por ello tuvo que retroceder y retirarse en el llamado éxodo del pueblo oriental o La Redota, hacia el arroyo Ayuí, en el departamento de Salto.

El unitarismo bonaerense pronto chocó con el acusado federalismo de Artigas. En 1813 se convocó la Asamblea General Constituyente en Buenos Aires, al que envió a sus diputados por la Banda Oriental, con unas condiciones que fueron rechazadas de plano por suponer una amenaza al poder hegemónico de Buenos aires.  Esto llevó a que el ejército oriental se retirase del sitio de Montevideo que realizaba el general porteño Alvear en 1814. Pero Artigas contraatacó y se enfrentó a Alvear derrotándole ocupando Montevideo.

José Gervasio Artigas y su Liga de los Pueblos Libres
José Gervasio Artigas y su Liga de los Pueblos Libres

La Liga de los Pueblos Libres de Artigas

Es en este momento es cuando Artigas crea la Liga de los Pueblos Libres o Liga Federal en las que se unieron bajo el federalismo las provincias de Córdoba, Corrientes, Entre Ríos, la Provincia Oriental, la de Santa Fe y los pueblos de Misiones. Y es nombrado Protector de los Pueblos Libres.

Pero la aventura federalista de Artigas duró poco. En 1816, tropas portuguesas procedentes de Brasil de nuevo invadieron la Provincia Oriental con la pretensión de anexionársela. Artigas se mantuvo en la guerrilla, hasta ser derrotado en Tacuarembó en enero de 1820, lo que provocó su exilio al Paraguay donde murió 30 años después. Los portugueses la incorporaron a Brasil, en régimen de autonomía con el nombre de Provincia Cisplatina (1821).

El Desembarco de los Treinta y Tres Orientales

Unos años más tarde, concretamente, el 19 de abril de 1825, el masón Juan Antonio Lavalleja y sus hombres de la Logia de los Caballeros Orientales penetran desde territorio argentino, llevando a cabo el desembarco de los treinta y tres orientales, y logran relanzar la revolución en la región con el apoyo de los hacendados locales y muchos patriotas que deseaban expulsar a los brasileños. Tras sucesivas victorias Lavalleja convocó una Asamblea en La Florida el 25 de agosto de 1825 en la que se aprobó la separación de la Provincia Oriental del imperio del Brasil y se la declaró como parte de las Provincias Unidas del Río de la Plata.

La Independencia del Estado Oriental del Uruguay

La guerra contra Brasil continuó durante tres años más hasta la batalla de Ituzaingó en que las tropas secesionistas derrotaron a las brasileñas firmándose el 28 de agosto de 1828 la Convención Preliminar de la Paz celebrada en Río de Janeiro. En la que las Provincias Unidas del Río de la Plata, Brasil y la mediación británica aceptaban la creación de un estado llamado Estado Oriental del Uruguay y su declaración de independencia automática. Dos años más tarde se juraría la nueva constitución uruguaya.

 



Top