Estás aquí
Home > General

Leyenda Negra: “La mayoría de españoles que llegaban al Nuevo Mundo eran reos delincuentes”

3945_apandadores

Una de las más recurrentes acusaciones de los leyenderos es la de que la mayoría de españoles que llegaban al Nuevo Mundo para poblarlo eran delincuentes liberados de las prisiones castellanas y que a cambio de esta libertad se les ofrecía marcharse a los nuevos territorios y así se mataban dos pájaros de un tiro: colonizar los nuevos reinos y  vaciar las atestadísimas cárceles peninsulares. Evidentemente esta es otra de las grandes mentiras de la leyenda negra, una mentira ampliamente difundida por los planes educativos de gran parte de los paises hispanoamericanos.

Fijándonos en las primeras expediciones castellanas al Nuevo Mundo y en su tipología podemos ver que ésta fue variando según se iba desarrollando la conquista. El primer viaje de Colón fue de exploración, por ello la tripulación y las personas que se desplazaron eran principalmente marineros, no había intención de poblar, simplemente era explorar y establecer los primeros contactos con los nativos y obtener información sobre la presencia o no de metales preciosos. En el segundo viaje de 1493 sí fue una expedición de poblamiento combinada con tripulación que permitiese organizar expediciones de exploración. En ella viajaron un total de 1500 personas distribuidas en 17 naves y que estaban divididas de esta manera:

* Hombres de mar: capitanes, contramaestres, pilotos, marineros, etc.: 390.

* Hombres de armas: escuderos, soldados, ballesteros, lanceros, etc.: 555.

* Profesionales: tejeros, albañiles, aserradores, barberos, boticarios, carpinteros, cetreros, escribanos, herreros, mineros, plateros, sastres, sombreros, etc,: 270.

* Varios: religiosos, contadores, veedores, pajes, reposteros, alguaciles, traductores, mayordomos y mujeres: 105.

* Resto de tripulantes hasta los 1500: esposas de profesionales y sus hijos, sirvientes, etc: 185.

Con estos colonos se fundó la ciudad de la Isabela, en el norte de la isla Española en 1494, siendo el primer enclave urbano construido por españoles en el Nuevo Mundo. Como podemos ver no hay delincuentes ni reos liberados, aunque pudiese haber alguno sería ínfima su presencia. Todo estaba bien organizado para que el nuevo asentamiento fuera un éxito y comenzase a funcionar como una auténtica ciudad. Meter delincuentes entre la población no habría generado más que problemas. Además años después, con la creación de la Casa de Contratación de Sevilla cualquier persona que quisiese pasar a América tenía que inscribirse y ser aceptado, no podía cruzar el océano quien quisiese. Tenía que ser cristiano viejo y cumplir las variables exigencias que en función de las circunstancias exigiesen los funcionarios reales como por ejemplo la de no tener antecedentes penales y observar una buena conducta.

Tampoco podemos olvidar que las expediciones hacia América no eran viajes, digamos, públicos, pagados por el erario de la corona, sino empresas particulares en las que los viajeros tenían que pagarse los gastos y aportar sus propias armas y bienes. En función de su aportación ese sería el premio recibido en caso de conquista o de ocupación de tierras. Evidentemente había un permiso, una licencia pública emitida por la corona que permitía organizar y ejecutar dicho viaje pero no aportaba económicamente nada por lo que se me hace bastante difícil que un ladrón o un criminal tuviese ese dinero o esos bienes para sufragarse la aventura. Y mucho menos ser aceptado por el organizador de dicha expedición.

Tras los primeros años de exploración del entorno caribeño comenzaron a poblarse algunos puntos del mismo mediante grandes expediciones promocionadas por la corona castellana con el objetivo de fundar asentamientos, como por ejemplo la de Nicolás de Ovando en 1502 a Santo Domingo, en dicha expedición llegaron unas 2000 personas en 30 naves de las más variadas ocupaciones y profesiones. Más tarde, en 1514, Pedrarias llegó a Santa María del Darién (Panamá) con más de 1000 colonos en 22 naves.

Más adelante según iba avanzando la conquista de América fueron llegando naves con colonos en función de las necesidades de cada lugar y, como ya decía antes, siempre regulado por la Casa de Contratación para que no arribasen a tierras americanas elementos indeseables. Estos ya llegaban con los piratas y corsarios franceses, ingleses y holandeses pero, lógicamente, no iban a Sevilla a apuntarse ni a pedir permiso.

 

One thought on “Leyenda Negra: “La mayoría de españoles que llegaban al Nuevo Mundo eran reos delincuentes”

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo.Aca en Argentina todos los grandes conquistadores no sólo no eran delincuentes, sino que tampoco eran de clases bajas.Todos ellos eran de la nobleza española(y algunos de la alta nobleza).La corona se cuidaba de no mandar a cualquiera a estas tierras.SALUDOS.

Comments are closed.

Top