La Conquista de Chile (I): Expedición de Diego de Almagro


14 noviembre 2012
Etiquetas:



Diego de AlmagroSi bien la conquista de Chile fue realizada desde Perú por hombres participantes en su conquista el descubrimiento de esta bella tierra americana fue realizado por navegantes participantes en la famosa expedición de Hernando de Magallanes en el año 1526. En aquella expedición el barco Santiago, al mando del capitán Santiago de Guevara, fue el primero en recorrer las costas chilenas al desviarse hacia el norte, hacia Nueva España, en vez de continuar hacia occidente. Igualmente se produjeron varios intentos de poblamiento al sur de Chile por Simón de Alcazaba y Francisco de la Ribera, que fracasaron en sus intentos por lo inhóspito del lugar y el rechazo de los nativos.

La conquista, propiamente dicha, de Chile tuvo dos fases, una primera en el año 1535 en la que Diego de Almagro, conquistador del Perú junto a Francisco Pizarro, organizó una expedición de conquista que logró recorrer grandes tierras chilenas pero finalmente lo abandonó y regresó al Perú. Y la segunda y definitiva organizada por Pedro de Valdivia en 1541 en la que tras mil problemas y vicisitudes lograron conquistar y pacificar la región de Chile.

Diego de Almagro obtuvo el 21 de mayo de 1534 la capitulación por manos del rey Carlos I que le concedía los derechos de descubrimiento, conquista y poblamiento de las tierras situadas al sur de la gobernación de Francisco Pizarro en Nueva Castilla y el título de Adelantado de dichas tierras, a las cuales se llamó Nueva Toledo, y con una extensión máxima de 200 millas hacia el sur.

La expedición costó 1.000.000 de pesos de oro aportados por entero por Almagro que incluso llegó a financiar sin ningún tipo de aval a muchos de sus capitanes. Constaba de 500 españoles y unos 10.000 indios para el transporte. Les habían llegado noticias de los incas de que la zona al sur de Cuzco estaba llena de riquezas. Se habla de que fueron los incas los que hicieron correr esas noticias falsas para enflaquecer el numeroso ejército español asentado en Perú y así poder vencerles en la rebelión que estaban preparando.

Envió como avanzadilla al capitán Juan de Saavedra con 150 hombres para fundar una población de apoyo a unas 130 leguas, concretamente en el río Desaguadero, en la provincia de Paria. El 3 de julio de 1535 partió una  Almagro con 50 hombres, pasaron por Moina a través del camino del Inca en dirección a la actual Bolivia llegando pronto al lago Titicaca, cruzaron el río de Desaguadero y en Paria se encontró con la expedición de Saavedra y allí permanecieron el mes de agosto de 1535 esperando que se derritiesen las nieves de los Andes. A los nativos que les servían como porteadores del material no les debió de gustar la idea de cruzar esa muralla montañosa y huyeron hacia el norte dejándoles abandonados y con la lamentable obligación de buscar nuevos porteadores entre los pueblos nativos que encontraban a su paso lo que provocó muchos problemas al tener que ser reclutados de forma forzosa.

Continuaron la marcha por las provincias argentinas de Jujuy, Salta y Catamarca, en donde comenzaron a cruzar la gran cordillera andina. El ascenso fue durísimo, el agotamiento y el frío comenzaron a hacer mella tanto en los españoles como en los yanaconas que les acompañaban.  Nadie tenía la ropa adecuada y muchos murieron congelados o con miembros amputados por congelación. Dice la tradición que el camino tomado fue el de actual Paso de San Francisco. Los problemas fueron tan grandes que la expedición corrió el riesgo de desaparecer por lo que Almagro decidió adelantarse con unos pocos hombres para ver qué había más adelante. Cabalgaron durante 3 días hasta que por fin llegaron al valle de Copiapó en donde recogieron víveres y agua y retornaron a donde se encontraba el grueso de la expedición para socorrerles.

Una vez alimentados y normalizada la situación marcharon al valle del Copiapó llegando a este lugar unos 240 españoles, 1500 yanaconas, 150 negros y 112 caballos. Inmediatamente casi todos los yanaconas desertaron volviendo a dejarles tirados. Varios de esos fugados mataron a unos españoles lo que provocó un endurecimiento en las condenas a los nativos por actos de rebeldía y subordinación.  Prosiguieron su marcha cruzando el río Huasco y llegaron al valle del Aconcagua. Este valle ofrecía muchos atractivos: buen clima, sementeras de maiz, lavaderos de oro, un río de fácil vado, etc., si bien no había las riquezas que esperaban. Almagro exploró algo más al sur hasta el río Maipo y se volvió, las noticias que llegaban del Perú no paraban de inquietarle. Decidió enviar una expedición comandada por Gómez de Alvarado con 100 hombres a explorar más al sur llegando hasta el río Itata en donde por primera vez los españoles se enfrentaron a los mapuches, a los que vencieron sin mayores problemas.

Una vez logrado el objetivo exploratorio, Almagro, tras meditarlo un poco, decidió perdonar las deudas de sus deudores de la expedición, regresar al Perú y reclamar para sí la ciudad del Cuzco para su gobernación porque según él los límites entre la Nueva Castilla de Pizarro y la Nueva Toledo de Almagro no estaban nada claros y estaba seguro de que el Cuzco caía en la  suya, a pesar de que él y Pizarro habían llegado a un acuerdo mutuo sobre este tema antes de la expedición.

El camino de vuelta fue por la costa, no quería volver a sufrir los padecimientos de atravesar los Andes, pero sabían que tenían que cruzar el gran desierto de Atacama en donde sufrieron el ardor del sol por el día e intensas heladas por la noche, además de la hostilidad de los nativos y la escasez de alimentos y agua. Marcharon en grupos de menos de 10 hombres haciendo jornadas de 20 km cada día por la noche y refugiándose del sol durante el día.

A  principios de 1537 llegaron a Arequipa con muy pocas bajas y en bastante buen estado. Ahora le tocaba a Almagro defender su creencia de que el Cuzco pertenecía a su gobernación y para ello debería de enfrentarse con Francisco Pizarro. Pero este es otro asunto. No fue hasta 4 años después, en 1541 cuando Pedro de Valdivia se embarcó en la que sería la expedición de conquista definitiva del territorio chileno.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 8.2/10 (5 votes cast)
La Conquista de Chile (I): Expedición de Diego de Almagro, 8.2 out of 10 based on 5 ratings

Palabras buscadas:




Etiquetado con:


Últimas entradas

2 comentarios

  1. Hugo Alberto San Roman Nuñez dice:

    El Peru nace el 20 de Noviembre de 1542 por mandato de SMC QEPD el Rey de Castilla y Leon Don Carlos I, ergo el Peru nunca fue conquistado por los Castellanos,mas bien fue creado por el Reino de Castilla y Leon;es importante ubicarnos en el tiempo historico,Chile tampoco existia,lo conquistado y anexado fue el imperio del Tahuantinsuyo,en conclusion no existio la conquista del Peru.

    VA:F [1.9.22_1171]
    Rating: 0.0/5 (0 votes cast)
    • admin dice:

      Hola Hugo Alberto, gracias por tu comentario.

      Tienes toda la razón con las fechas de la fundación del Virreinato del Perú, pero también es cierto que a principios del siglo XVI cuando los españoles llegaron a Panamá ya se oía hablar del reino del Birú, que luego derivó a Perú, y del que se contaban inmensas riquezas. Utilizar términos actuales para definir hechos pasados ayuda a los usuarios a encontrar información, porque con el Perú pasa exactamente igual que con México, no fue la Conquista de México, fue la conquista del Imperio Azteca o incluso la Conquista del reino de la Nueva España, tampoco fue la conquista de Argentina o de Paraguay o de Uruguay fue la conquista del Río de la Plata, tampoco fue la conquista de Colombia fue la conquista del Reino de Nueva Granada, y así muchas más en la que se utilizan términos actuales para definir esos hechos con el objetivo de que la gente encuentre más fácilmente los hechos ocurridos en sus país actual en aquella época en la que política ni jurídicamente existían como tales.
      Saludos.

      VN:F [1.9.22_1171]
      Rating: 5.0/5 (1 vote cast)

Deja un comentario