Llegada de Narváez a Veracruz y matanza del Templo Mayor de Alvarado

Este artículo ha sido leído 2983 veces

Dicen que si algo va mal siempre puede ir peor y eso fue lo que le ocurrió a Cortés y sus hombres, si ya tení­an bastantes problemas para sujetar a los caciques y sacerdotes mexicas dentro de la obediencia a Moctezuma, oliéndose a distancia que en cualquier momento saltarí­a la rebelión, a ello se sumaron las noticias que llegaron desde Veracruz de que habí­a atracado una gran flota de 19 buques y más de 1300 soldados. La conquista de México se estaba complicando para los españoles y sus aliados.

Narváez enviado por Diego Velázquez llega a Veracruz

Moctezuma no avisó a Cortés y en secreto envió emisarios para hablar con los recién llegados ordenando que los pueblos vecinos les acogiesen bien y les diesen de comer, proporcionasen alojamiento y regalasen oro. Pánfilo de Narváez, capitán general de la expedición enviada por Velázquez desde Cuba,  le contestó acusando a Cortés de traidor a Castilla y a su rey y que vení­an para detenerle a él y a sus hombres y a enviarlos a Castilla para ser juzgados. Un hilo de esperanza se abrí­a ante el emperador mexica, quizás ese nuevo extranjero le arreglaba la que habí­a liado él solito en Tenochtitlan. Secretamente mantuvo contactos con Narváez tratando de ganárselo mediante regalos y aprovisionamientos e informándole sobre los movimientos de Cortés, y se quiso ganar un punto con éste diciéndole que tení­a noticias de Veracruz de que habí­an llegado más españoles dando a entender que aquello para Cortés era una buena noticia. Este lo disimuló y le dijo que seguramente vení­an a ayudarle. Era un auténtico festival para ver quién mentí­a más.

Emisarios de Cortés tratan de negociar con Pánfilo de Narváez

Se reprodujeron los contactos entre ambas facciones españolas mediante el enví­o de emisarios. En Tenochtitlán fueron recibidos el padre Guevara y un tal Anaya, pariente de Diego Velázquez, de parte de la flota del gobernador. Estos habí­an quedado sorprendidí­simos de todo lo que vieron por el camino y del acatamiento y buen trato recibido por los nativos y por ello a la vuelta incluso trataron de convencer a Narváez de las bondades de Cortés, a lo que evidentemente aquel respondió con bastante enfado. A Cempoala, donde se encontraba el cuartel de Pánfilo de Narváez, fue enviado el padre de la Merced que tras ser rechazado por el capitán y no querer oirle aprovechó para hacer diversos regalos a diferentes capitanes y a estudiar su opinión sobre como estaba el tema y así­ ir creando divisiones con el fin de que Cortés pudiese aprovecharse de ellas.

Tras varias idas y venidas de más emisarios que tan sólo lograron calentar más el asunto Cortés se decidió a ir contra Narváez, para ello juntó a 260 soldados y unos 5000 tlaxcaltecas y marcharon en dirección a Cempoala, en donde se encontraba el cuartel de Narváez, dejando en Tenochtitlán al resto del ejército al mando de Pedro de Alvarado.

Hernán Cortés ataca y vence a Pánfilo de Narváez

Llegados a Cempoala vieron claro que debido a que ellos eran 6 veces menos que la tropa de Narváez lo mejor era atacar por sorpresa y por la noche. Se acercaron sigilosamente a los templos en los que se guardaba el enemigo, más refugiado que nunca a causa de la intensa lluvia que caí­a esa noche, y lo primero fue tomar los 16 cañones que apuntaban hacia ellos y luego, gradas arriba, llegar hasta lo alto de las tres pirámides en las que Narváez y sus capitanes se encontraban. La subida a lo alto de las pirámides fue lo más complicado porque luego la lucha duró muy pocos minutos. Narváez fue alcanzado por una estocada que le hirió en un ojo y fue capturado. Tan sólo se sucedieron unos segundos hasta que todo el campo de batalla se enteró de la noticia y la lucha finalizó.

Tras esta victoria el ejército de Cortés se vio triplicado en hombres, caballos, armamento y bastimentos. Ofreció a los hombres de Narváez unirse a su causa prometiéndoles oro y grandes glorias  a lo que ellos no pudieron resistirse. Aprovechando las naves llegadas a Veracruz enví­o nuevas expediciones hacia Pánuco para conquistar y poblar y a Jamaica para comprar ganado de todo tipo y así­ poblar aquella tierra con animales de granja.

Levantamiento mexica en Tenochtitlan y matanza del Templo Mayor

Durante aquellos dí­as llegaron a Veracruz dos tlaxcaltecas con muy malas noticias y peticiones de ayuda desde Tenochtitlán: los mexicas se habí­an rebelado contra los españoles y Pedro de Alvarado y sus hombres se encontraban sitiados en su palacio. Casi al mismo tiempo llegaron cuatro emisarios de Moctezuma quejándose amargamente de que el susodicho Alvarado sin motivo aparente alguno atacó despiadadamente y por sorpresa a muchos caciques y nobles aztecas que se encontraban celebrando unos ritos tradicionales a sus dioses más importantes. Aunque ciertamente es muy curioso que cuando Moctezuma ordenó atacar a los españoles acantonados en Tenochtitlán habí­a la sospecha o la esperanza de que Cortés hubiese caí­do derrotado por Narváez, pero en el momento de que llegaron noticias de que habí­a sido al revés todos esos ataques finalizaron y los rebeldes mexicas se retiraron.

El ejército de Cortés llegó a Tlaxcala en donde se unieron dos mil guerreros tlaxcaltecas y hasta llegar al palacio donde se encontraban Alvarado y sus hombres ningún cacique ni principal mexica salió a recibirles, incluso entrando en la ciudad el silencio y las calles vací­as fueron su único compañero. Esta vez el ejército español ya imponí­a un poco más, con la adhesión de los hombres de Narváez sumaron 1300 soldados, 96 caballos, 80 ballesteros y otros tantos escopeteros, más los 2000 tlaxcaltecas.

Llegaron al palacio y lo primero que hizo Cortés fue saber las razones por las que México se habí­a levantado.  Alvarado le contó el relato de que los mexicas intentaron quitar la cruz y la imagen de la virgen que habí­an puesto en un templo y que Moctezuma les reprendió por ello pero eso no hizo más que caldear sus ánimos. A ello habrí­a que sumarle las  noticias de la posible derrota de Cortés por lo que decidieron acabar con el grupo de españoles que allí­ se habí­an quedado. Según Alvarado un papa y unos caciques mexicanos le habí­an confesado que tras la fiesta en honor de sus dioses les iban a atacar y por ello decidieron adelantarse a los acontecimientos atacándoles durante la celebración de la fiesta, en la noche de San Juan de 1520. Mataron a gran número de jóvenes mexicas, nobles y familiares de importantes personalidades, lo que hizo estallar la rebelión contra los extranjeros y complicar mucho más la conquista del imperio azteca.

GD Star Rating
loading...
Llegada de Narváez a Veracruz y matanza del Templo Mayor de Alvarado, 9.0 out of 10 based on 4 ratings

Artículos que te pueden resultar de interés

  • La Noche Triste y la batalla de OtumbaLa Noche Triste y la batalla de OtumbaDos sucesos imprescindibles en la conquista de México: La noche triste, en la que las tropas españolas y sus aliados abandonan Tenochtitlán, y la batalla de Otumba, en la que tan solo 440 […]
  • Ataque final a Tenochtitlan y captura de CuatemocAtaque final a Tenochtitlan y captura de CuatemocCortés y sus aliados tlaxcaltecas y totonacas retoman el ataque contra Tenochtitlán mediante el corte de sus acueductos y de sus ví­as de abastecimiento dejando a la gran ciudad aislada y […]
  • Cortés prepara el rearme y el contraataqueCortés prepara el rearme y el contraataqueEl ejército español y sus aliados llegan a Tlaxcala donde son bien recibidos y alojados por sus socios tlaxcaltecas. Una vez repuestos de sus heridas comenzaron con la preparación del […]
  • El camino a Tenochtitlán: batallas de Tlaxcala y CholulaEl camino a Tenochtitlán: batallas de Tlaxcala y CholulaEstabilizada la base de Veracruz el ejército de Cortés partió en pos de Tenochtitlán pero el camino no iba a ser fácil, antes de llegar a sus puertas tendrí­an que sufrir dos duras […]

Comentemos este artículo:

comentarios. Selecciona la opción de

2 thoughts on “Llegada de Narváez a Veracruz y matanza del Templo Mayor de Alvarado

  1. Perdón, pero no me cuadran las cuentas, si con Hernán fueron desde el gran Tenochtitlan 260 españoles y 5000 tlaxcaltecas a marchas forzadas y cuando regresa aparte de los españoles (1300 + 260 + los que estaban antes de que llegara Pánfilo, menos los que fueron al rio Panuco), se para a recoger 2000 tlaxcaltecas más aparte de los supuestos 12000 totonacas que ya tenía que le acompañaron cuando empezó su aventura desde Zempoala.
    Pregunto ¿No son muchos (19000 nativos + los españoles)? ¿La cantidad de bastimentos necesarios para alimentarlos? ¿La infraestructura necesaria para alojarlos en Technotitlan (en el palacio viejo de Moctezuma), teniendo en cuenta que el 80% del susodicho Gran Technotitlan eran chinampas?
    No estoy criticando, es que después de leer Historia verdadera del descubrimiento y conquista de la Nueva España volumen I y II de Bernal Díaz del Castillo, Conquista de México de Francisco López de Gomara, El conquistador anónimo de un supuesto compañero de Cortes, Relaciones de Cortes, Visión de los Vencidos, Historia general de las cosas de la Nueva España libro XII, Memorias de fray Bartolomé de las Casa al Consejo de Indias aparte de otros libros ensayos y opiniones y realmente no salen los números. Por ejemplo la famosa noche triste (que para mí fue una victoria costosa, pero victoria ya que lograron salir de la trampa que les habían tendido los aztecas)que distancia tenía que tener desde la vanguardia a la retaguardia si el ancho de la calzada era de 10mts, era de noche, llovía iban cargados e intentando no hacer ruido, de 5 ó máximo 6 en línea con una separación de 1 m, sin contar prisioneros, criados, caballos, artillería etc. da una distancia de 4km Si desde el palacio hasta el puente de Alvarado hay 1600mts que supuestamente era el último saliendo de Technotitlan más de la mitad no había salido del palacio y si estaba lloviendo los arcabuces que eran de mecha no funcionaban. Hay un montón de interrogantes por lo que las cifran vuelan alegremente.
    ¿Pero qué Imperio Azteca? Si era una cuarta parte del territorio mexicano actual ¿Dónde esta el Imperio?
    El Gran Technotitlan solo tenía de 15 a 20 mil m2 y el 80% eran chinanpas ¿Dónde cabía 1 millón de habitantes? y así le puedo seguir.
    Esto no es una descarga para criticar tu artículo es ponerme a tu disposición y ver si puedo documentarme o descubrir datos que desconozca y mantener una amistad pues estoy muy orgulloso de mis antepasados tan denostados y olvidados por nosotros y ya no digamos por los anglosajones, en donde los españoles son bien pendejos y ellos unos genios.
    Saludos José

  2. Hola José, muchas gracias por tu comentario. Evidentemente es muy difícil que te cuadren los números además leyendo de fuentes tan distintas como has consultado. En aquella época se tendía a exagerar mucho los números porque normalmente todo esa documentación (relaciones, cartas, crónicas, etc) servían para justificar proyectos e inversiones y eso llevaba a inflarlos mucho, por eso hay que coger todos esos datos con pinzas.

    Lo de alojar y dar suministros a tantos hombres siempre ha sido lo mismo a lo largo y ancho del mundo: por donde pasaban los ejércitos arrasaban con todo y si la población no colaboraba podía ser castigada. Un ejército de 19000 hombres no es tan grande. Además, concretamente en México, normalmente los nativos quedaban fuera de los márgenes de las ciudades, excepto sus cabecillas, y los españoles sí se alojaban dentro, por aquello de que eran menos.

    Sobre la denominación de imperio azteca realmente los mexicas ejercieron un poder imperial (regido por un emperador o Tlatoani) sobre todo la zona de mesoamérica, no solo en el área de Tenochtitlán, sino hasta el Golfo de México, el Yucatán e incluso en Chiapas, si bien la conquista no fue puramente militar sí tenían sojuzgados a los pueblos nativos mediante violencia e tributos.

    Espero haberte ayudado en algo.

    Saludos

Comments are closed.